Parte 7 - Jam Bands

(Para escuchar la banda sonora de este post haz click aquí)

When all the little ants are marching
Red and black antennae waving
They all do it the same
They all do it the same way
— Dave Mathews Band

La primera canción de Dave Mathews Bandque recuerdo haber escuchado, es una versión en vivo de “Ants Marching”, me gustó tanto que la usé en la banda sonora de un video familiar que hice de nuestras vacaciones de veranos del 2004. 

Fuimos a La Serena ese año, compré la cámara de video allá mismo. Hay hermosos y divertidos momentos de mis hijos mayores jugando con Francisca, que acababa de cumplir dos años. 

No recuerdo exactamente si fue a fines de 2003 o principios de 2004 que mi amigo Marco me contactó con una idea. A esas reuniones se sumó Gustavo, un colega argentino que trabajaba con Marco. Cuando tuve la crisis, que les conté en la parte 6, trabajé en un proyecto de factura electrónica para la empresa en la que trabajaban ellos. Yo respetaba a Gus pues me quedó claro que era un brillante y muy prolijo programador.

Marco me contó que se le había acercado un exitoso empresario, a quién yo conocía también, pues habíamos explorado negocios cuando trabajábamos en Énfasis. Su empresa representaba a la marca Handkey, que vendía un dispositivo como este:
Handkey II device

Este aparato permite medir la geometría de la mano, lo que es muy útil para identificar personas, dentro de una población limitada. Es por esto que este artefacto empezó a ser usado en algunos clubes deportivos y gimnasios de la capital. El problema que tenía este empresario es que no podía escalar este negocio por falta de software adecuado.

Pero Marco pensó en una idea más amplia, ¿por qué no desarrollar software de plataforma que permitiera implementar servicios de identidad de personas usando biometría? Fue así cómo elaboramos un plan de negocios que le presentamos a este señor, con el fin de crear un emprendimiento centrado en soluciones que usaran la biometría.

Nuestra propuesta de valor era más o menos la siguiente: "siempre que necesites identificar a alguien, en alguna parte de tus procesos de negocios, nosotros te entregamos la tecnología para responder tres preguntas: Quién, Dónde y Cuándo".

Así nació Biokey Technologies. A propósito decidimos usar un nombre en inglés porque lo visualizamos como una Startup que podría salir al extranjero. Nos pusimos algo siúticos, tomamos cargos en inglés, por ejemplo Gus era el Chief Technology Officer, Marco el Chief Marketing Officer y yo el Chief Operating Officer. Nos instalamos en las oficinas de la empresa de nuestro inversionista principal, y empezamos a operar en una sala de exhibiciones. Cuando debían ocupar esa sala nosotros salíamos y nos instalábamos en la cocina o salíamos a trabajar en algún café cercano.

Los primeros meses fueron de intenso diseño. Mucha pizarra, discusiones y Marco llenaba ceniceros con sus puchos. Estudiamos y tomamos decisiones arquitecturales relevantes.

Cuando trabajas en arquitectura de software debes considerar primero el contexto en el cual operarán tus soluciones. Además debes definir ciertas metas que debe satisfacer la arquitectura. Para cumplir esos objetivos defines los principios de negocio y luego los principios técnicos que guiarán tus decisiones de arquitectura. Esto lo voy a resumir en este diagrama:
El proceso para tomar decisiones en una arquitectura de software

Este diagrama es muy importante porque es la guía de trabajo del buen arquitecto de software. Si quieren saber más detalles les sugiero leer el trabajo de de Rozanski y Woods [1].

Bueno, tal cómo les dije antes nuestra propuesta de negocios era ofrecer un modo de ayudar a nuestros clientes a responder esas tres simples preguntas: ¿Quién? ¿Dónde? y ¿Cuándo?

Entonces decidimos que construiríamos una red de dispositivos biométricos distribuidos, de todo tipo y sabores. La biometría nos ayudaría a responder la pregunta del quién. La estructura de red nos permitiría responder el dónde. El cuándo era trivial, bastaba registrar el timestamp de cada transacción.

Cómo los tres teníamos experiencia previa en criptografía, y en documentos y medios de firma electrónicos, podíamos asegurar la integridad y confiabilidad de las respuestas a estas tres preguntas.
Esos eran los principios que guiaron nuestra arquitectura.

Pero una vez que tienes estos principios hay cuestiones prácticas que decidir. En particular la tecnología específica que debes usar. Fue acá donde sorprendimos a todos los que nos conocían. Decidimos usar la plataforma .Net de Microsoft.

Cuando empezamos a presentar nuestras soluciones a potenciales clientes, gente que conocía nuestro background tecnológico, les extrañaba que usáramos .Net y no Java, además que, al menos yo, éramos conocidos como fans de Java.

Una de las razones para esta decisión era totalmente práctica: la mayor parte de los dispositivos biométricos funcionaban en Windows, además tendríamos que desplegarlos en computadores con Windows. Había otra razón estratégica, queríamos formar alianza con Microsoft, algo que logramos por cierto. La tercera, la más importante, era que tanto Gus y yo teníamos ganas de aprender C#. "Si no es divertido, ¿para qué hacerlo?"

Si no es divertido, ¿para qué hacerlo?

Jam Bands

Yeah
One, two, princes kneel before you
That's what I said, now
Princes, Princes who adore you
Just go ahead, now 
— Spin Doctors

El término jam bands se aplica a esos grupos cuyos conciertos en vivo generan una fuerte cultura de fans. Es un fenómeno que empezó con The Grateful Deads en los 60, y que tiene entre sus exponentes a excelentes bandas como Phish, The Alman Brothers Band, Blues Travellers, Ozryc Tentacles, Spin Doctos y por supuesto, mi favorita, Dave Mathews Band.

Es un término muy amplio que abarca diversos estilos musicales, pero algo que tienen en común que aglutina a bandas que cuentan en sus filas con grandes músicos capaces de dar un gran espectáculo en vivo, no tanto por su virtuosismo como por el sentimiento que entregan en cada performance.

Bueno, en esos años, trabajando en Biokey yo me sentía como que interpretaba la sección rítmica de una banda de jam. Con Gus nos dividimos el trabajo. Él se preocupó principalmente del frontend y yo del backend.

Los primeros meses escribimos mucho código. El objetivo era mostrar una primera versión de nuestra tecnología para una importante exposición minera.

Los recuerdos se confunden con los años, pero me parece que fue justo cuando estábamos constituyendo la empresa que tuve un accidente doméstico y caí al salir de la ducha, fracturándome el cuello del húmero izquierdo (eso es el hombro, niños). Esto me tuvo fuera de combate al menos tres meses. Me sentía frustrado, pero aún así apoyé a los muchachos en organizar las primeras labores y en el diseño.

A pesar de los problemas de partida, fuimos avanzando. Armamos pruebas de concepto. Cuando ya me recuperé empezamos la verdadera jam session. Escribíamos código y armábamos nuestra plataforma mientras Marco buscaba alianzas y prospectaba negocios.

Sin embargo, creo que caímos en uno de los errores que Roberto Camhi, en este reciente artículo llama pecados capitales. Nuestro fallo estaba en el timing. Nuestros conceptos estaban algo adelantado para la madurez del mercado chileno en el uso de la biometría en 2004. 

Sonará arrogante, sin embargocreo que ninguna empresa relevante que se dedica a la biometría en Chile tiene una propuesta tan claramente estructurada a nivel conceptual y arquitectónico como la que desarrollamos. Pero esto, por desgracias, es una confirmación de que la excelencia técnica no lo es todo para triunfar en los negocios.

En retrospectiva creo que una de nuestra principales ventajas es que invertíamos mucho tiempo en investigación. Quizás eso no le gustaba a nuestro inversionista, pero estábamos convencidos que era uno de los elementos diferenciados de nuestra propuesta.

Les daré un ejemplo de lo que hacíamos en BioKey Technologies. 

Nuestra plataforma ofrecía un modelo de seguridad basado en el trabajo de Ratha, Connel y Bolle, que se detalla en este paper [2]. En ese artículo estos investigadores exponen que hay ocho puntos de ataque a un sistema biométrico. Pues bien, nuestra propuesta explicaba estas ocho vulnerabilidades y proponía soluciones y mitigaciones para cada una. Ese era el rigor técnico que aplicábamos en Biokey, y tal como les dije, no lo veo mucho hoy en la industria chilena que se dedica a esto. 

El modelo de Ratha, Connel y Bolle.


What Would You Say

Knock knock on the door. Who's it for?
There's nobody in here
Look in the mirror, my friend
I don't understand at best
And cannot speak for all the rest
— Dave Mathews Band

Como en los primeros meses no lográbamos ventas de nuestros productos ejecutamos algunos proyectos que nos permitieron obtener ingresos que necesitábamos. Cómo ya gran parte de la tecnología estaba construida podíamos desviar parte de nuestra atención a resolver algunos problemas de la industria, de ese modo también estos clientes podrían más adelante comprarnos nuestras soluciones.

Sucedió que para Microsoft éramos vistos como expertos en .Net, así que nos recomendaron a una importante empresa con sede en Valparaiso a mejorar el performance de su nueva plataforma operativa web. Lo mismo hicimos con otra empresa de cable. La cantidad de aberraciones arquitectónicas que tuvimos que ver en ese tiempo dan para escribir otra serie. La transición de las aplicaciones cliente servidor a aplicaciones web, era algo que le estaba costando a los ingenieros nacionales. Microsoft no ayudaba mucho con Visual Studio y sus primera versiones del .Net Framework. Muchos programadores creían que era correcto aplicar el paradigma de respuestas a eventos de Visual Basic, y el modelo de dos capas, que imponía de cierta forma las herramientas de Microsoft. Eso cambió con el tiempo, cuando Microsoft finalmente implementó MVC, pero quizás fue algo tarde, en mi opinión, creo el daño ya estaba hecho. Nosotros usábamos C# pero de una manera distinta a lo que promovía Microsoft. Cómo veníamos de Java estructuramos nuestra arquitectura de modo muy distinto a la forma a la que te obligaba el IDE Visual Studio.

Accidente

Driving along this highway
All these cars and upon the sidewalk
People in every direction
— Dave Mathews Band
En la segunda mitad de 2005 la ansiedad me estaba comiendo. En el proyecto yo empezaba a sentirme decepcionado, no era la idea participar nuevamente en una empresa de desarrollo de proyectos. Yo había firmado para desarrollar productos y plataforma. Por otro lado, tuve que resolver algunos antiguos conflictos con mi madre y mis hermanos, que llevaron a situaciones tensas. Recuerden también que arrastraba un caos económico arrastrado de los años previos. 

Nos habíamos definido un nivel de sueldo inicial que estaba de acuerdo al plan original. Si bien era un buen ingreso, estaba por debajo de lo que todos los socios habíamos estado acostumbrado, pero lo aceptamos porque era una forma de auto motivarnos, de modo que si el negocio era bueno, si lográbamos vender nuestros productos, entonces el éxito significaría mejores sueldos.

Pero eso no estaba pasando, ya les explicaré cuál fue el error que cometimos. Lo que me ocurrió en ese tiempo fue que la ansiedad me estaba llevando a la depresión. Recuerdo que mi amigo Marco me llevó un par de veces a la clínica, pues yo pensaba que estaba con un ataque cardiaco. En realidad eran ataques de pánico. Tuve que empezar a ir al siquiatra y empezar un tratamiento. Me diagnosticaron depresión.

Para empeorar las cosas, en enero de 2006 sufrí un grave accidente automovilístico, la guadaña de la parca pasó rozándome los pelos. Estuve casi un año sin conducir después de eso. La única forma de salir adelante la encontré en la escritura. En agosto de 2005 empecé a escribir este blog, al principio era una forma de escape. Después la escritura me fue ayudando de a poco. Creo que lo principal que aprendí de ese tiempo fue que debía dejar de guardarme tanto las cosas. En Ants Marching Dave Mathews escribe:

But we never say a thing
And these crimes between us grow deeper
Aprendí que había cosas que también me guardaba, en todas mis relaciones, con mi familia, mis amigos, y en la empresa. Así que tuve que aprender a manifestarlas.

Un bolsillo lleno de kryptonita

Come on downtown and stay with me tonight
I got a pocket full of kryptonite 
 — Spin Doctors

Pero aún así seguimos investigando y desarrollando tecnología. Desarrollamos nuestra propia implementación del formato WSQ que certificamos ante el FBI. Ganamos un premio a la innovación por este trabajo por parte de la AIE. Además firmamos un convenio con las universidades chilenas en 2007 para desarrollar algoritmos que facilitaran la utilización de soluciones biométricas en Chile.

Ejecutamos varios proyectos en ese tiempo. Pero la ansiedad empezó a comernos también. Uno de los errores que cometimos también ha sido identificado por Roberto Camhi, es lo que él denomina "foco producto". Teníamos una solución tan robusta que insistíamos en que era en eso lo que debíamos enfocarnos. Pero vender una solución, más que resolver el problema del cliente, es la razón de que muchos emprendimientos fracasen.

Empezamos a pivotear, a desarrollar soluciones de control de asistencia, o de control de identidad mucho más simples. También a desarrollar proyectos específicos. Entonces fue cuando empezaron las discusiones entre los socios. En un momento sentí que teníamos cuatro visiones distintas de cómo dirigir la empresa, eso eventualmente terminaría por dividir a la empresa. Finalmente julio de 2007 tuve una fuerte discusión con mis socios.  

Publiqué un comentario en este mismo blog, sobre una política pública que involucraba a un socio de negocios estratégico. Eso me pareció incorrecto y lo dije abiertamente. Eso fue una imprudencia de mi parte, eso es cierto. Sin embargo, significaba un conflicto ético para mí. Tenía que decidir entre seguir apoyando esa alianza de negocios, o defender mi libertad de pensar y expresar mis opiniones. Lo más duro de ese momento fueron las discusiones con mi amigo Marco. Tuvieron que pasar varios meses para que nos reconciliáramos con Marco y aclaráramos nuestras motivaciones de ese momento, ambas legítimas por cierto. Pero esa es una historia que continuará en la siguiente parte.

En la mitad de 2007 estaba nuevamente cesante. Pero aproveché mi red de contactos y les manifesté abiertamente que estaba en busca de trabajo. Recibí varios llamados, y tuve conversaciones muy interesantes. Estaba de vuelta en el mercado, y el mercado parecía tener interés por mis servicios. Así fue cómo recibí la llamada de Ubaldo, pero eso lo contaré en la octava parte.

Notas

[1] Software Systems Architecture,  Nick Rozanski, Eóin Woods https://amzn.to/2Xc8F4i

[2] "Enhancing security and privacy in biometrics-based authentication", N. K. Ratha, J. H. Connell, R. M. Bolle https://www.researchgate.net/profile/Jonathan_Connell/publication/220353130_Enhancing_Security_and_Privacy_in_Biometrics-Based_Authentication_Systems/links/555a010508ae6fd2d8281b10/Enhancing-Security-and-Privacy-in-Biometrics-Based-Authentication-Systems.pdf

La primera parte de esta serie se encuentra acá: https://www.lnds.net/blog/lnds/2019/3/17/el-fin-de-la-agilidad